LOS ACCIDENTES LABORALES

Home / Laboral / LOS ACCIDENTES LABORALES

LOS ACCIDENTES LABORALES

Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufre con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecuta por cuenta ajena.

El concepto de accidente de trabajo requiere por tanto, de una lesión corporal, que el accidentado sea trabajador por cuenta ajena y que la lesión sea ocurrida a consecuencia del trabajo.

Así pues, nos encontramos ante un accidente de trabajo cuando el trabajador sufre una lesión corporal, y entienden esta lesión como todo daño causado por una herida, golpe o enfermedad, asimilándose a lesión corporal las secuelas o enfermedades psíquicas o psicológicas. Debe existir también una relación de causalidad, es decir, que el accidente sea en ocasión o por consecuencia del trabajo, pues la lesión por sí sola no constituye accidente de trabajo.

 

Tienen así la consideración de accidente de trabajo:

  • Los que sufra el trabajador al ir y volver de su puesto de trabajo. Son los llamados accidentes in itinere, y requieren una serie de condiciones que hay que analizar por caso, pero se pueden resumir en:
    • Que sucede en el camino de ida y vuelta.
    • Que no se produzcan interrupciones entre el trabajo y el accidente.
    • Que se haga el itinerario – recorrido habitual.

 

  • Los accidentes en misión, son aquellos que se producen durante el trayecto que deba realizar el trabajador para el cumplimiento de la misión, así como durante los que sucedan durante el desarrollo de la misma dentro de su jornada. Un ejemplo de accidente en misión sería el de un trabajador que, utiliza el vehículo no de forma continuada, pero que tiene que realizar desplazamientos fuera de las instalaciones de la empresa para cumplir con su misión.

 

  • Los que sufre el trabajador con ocasión o como consecuencia del desarrollo de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias del cargo.

 

  • Los que sufre el trabajador en actos de salvamento o de análoga naturaleza, cuando tengan conexión con el trabajo. Se incluyen aquí el supuesto de orden directo del empresario o actos espontáneos del trabajador. Un ejemplo sería el de un trabajador que intenta ayudar-salvar un compañero, y que termina sufriendo una lesión consecuencia del acto de salvamento.

 

  • Las enfermedades que contraiga el trabajador como consecuencia de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo como causa exclusiva la ejecución del mismo.

 

  • Las enfermedades o defectos, que a pesar de sufrir el trabajador con anterioridad al desarrollo de su actividad laboral, sean agravados como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

 

Accidentes que no tienen la consideración de accidentes de trabajo:

  • Los que debidos a dolo o imprudencia temeraria del trabajador accidentado, aunque no impedirá la cualificación como accidente de trabajo, aquel que implique imprudencia profesional que sea consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se derive de la confianza que este inspira.

 

  • Los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose por ésta la que sea de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente.

 

No impedirán la declaración de accidente de trabajo, aquellos en que concurra la culpabilidad civil o criminal del empresario, de un compañero o de un tercero, a menos que no guarde ninguna relación con el trabajo.

Recommended Posts

Leave a Comment


*

Procuradores en Barcelona
Abogados Separaciones Divorcios en Madrid
Abogados Separaciones Divorcios en Sevilla
Abogados en Almería
Abogados separaciones divorcios en Jaén